-10%X60€ en maquillaje, cosmética y solares*
Lista de favoritos
  1. Arenal
  2. Cosmética
  3. Cosmética corporal

aceites corporales

5 Productos

Usar aceites corporales para nutrir e hidratar tu piel puede ser el paso que revolucione completamente tu rutina de cuidado personal. Además de lograr una profunda nutrición en momentos de mayor sequedad (debido, por ejemplo, al sol o al cloro), permiten lucir una piel más radiante, sana y suave.

Beneficios de los aceites corporales

Los aceites corporales están ganando popularidad en el mundo del cuidado de la piel por sus múltiples beneficios, que van más allá de la simple hidratación. Estos aceites penetran en las capas más profundas de la piel, proporcionando una hidratación intensa y duradera que combate la sequedad y deja la piel suave al tacto. Además, suavizan la piel y mejoran su elasticidad, dejándola tersa y flexible con un aspecto juvenil.

El aporte de nutrientes, como vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, también contribuye a una piel más saludable, mientras que los antioxidantes presentes en algunos aceites la protegen del daño causado por los radicales libres, ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro. Si incluyen esencias aromáticas, ofrecen beneficios que pueden ser relajantes, estimulantes o equilibrantes, promoviendo el bienestar mental mediante la aromaterapia.

Los aceites corporales se suelen aplicar a través de un masaje, lo que es una forma de aliviar la tensión muscular, promoviendo la relajación y el bienestar físico. También pueden ayudar a regenerar la piel, reduciendo cicatrices, marcas y otras imperfecciones para mejorar la textura. Muchos aceites dejan un brillo sutil, proporcionando un aspecto radiante y saludable, mientras que su rápida absorción evita que se sientan pegajosos.

Incorporar aceites corporales en la rutina de cuidado personal puede ofrecer una experiencia transformadora para la piel, dándole un aspecto más saludable, radiante y juvenil.

La elección del aroma de los aceites corporales 

Entre nuestra gama de aceites corporales, se pueden encontrar diferentes aromas que pueden ser claves para lograr unos u otros efectos. En todo caso, resulta fundamental escoger aquel que aporte mayor bienestar y genere mejores sensaciones.

Por ejemplo, existen productos elaborados con lavanda, romero o eucalipto provocan un efecto tonificante y energético, por el aroma que desprenden. Consiguen despertar los sentidos y proporcionan una rápida calidez sobre la epidermis.

¿Cómo aplicar aceites corporales?

Uno de los mejores momentos para aplicar los aceites corporales, igual que sucede con los bodymilk, es después de la ducha. Sin embargo, esta no es la única posibilidad. 

A continuación, te proponemos un paso a paso para sacarle el mayor partido a tus aceites corporales: 

  • Tras salir de la ducha, seca suavemente tu piel con una toalla, dejándola ligeramente húmeda.
  • Vierte una pequeña cantidad de aceite en la palma de tu mano y frótala para calentar el aceite.
  • Aplica el aceite sobre la piel en movimientos suaves y circulares, masajeando para que se absorba.
  • Presta especial atención a las zonas más secas como codos, rodillas y talones.
  • Deja que el aceite se absorba completamente antes de vestirte para evitar manchas en la ropa.
  • Utiliza el aceite corporal regularmente, idealmente después de cada ducha, para mantener la piel hidratada.

Recuerda tener en cuenta que se debe evitar el uso de aceites corporales que lleven cítricos durante el día, en el caso de que, después de su aplicación, vaya a haber exposición al sol. Esto se debe a que sus ingredientes son fotosensibles.

Utilizados en verano, después de una exposición solar, los aceites corporales contribuyen a relajar y suavizar la piel. Por si fuera poco, proporcionan una gran luminosidad y una sensación aterciopelada a la piel, que no desaparecerá en toda la velada estival.