-10%X60€ en maquillaje, cosmética y solares*
Lista de favoritos
Mejor Precio

cacharel

eden

eau de parfum de mujer

Envío a domicilio o a tienda: 3 a 5 días
Disponible

Añadir a favoritos

Tipo de fragancia:

¿Para quién?:

Familia olfativa:

Gama:

Envío gratis por compras superiores a 20€

-10%x60€ en maquillaje, cosmética y solares*

Entrega de 3 a 5 días laborables

Información

Cacharel Eden Eau de Parfum para mujer 


Adentrarse en el universo de Cacharel Eden Eau de Parfum para mujer es sumergirse en la esencia de un jardín prohibido, un recuerdo de serenidad y placer que se fusiona en una armonía refrescante y sensual. Desde su salida luminosa hasta sus notas profundas y cautivadoras, este perfume encapsula la feminidad sensual y delicada en cada curva de su frasco, reminiscente de una gota de agua.

Este producto de Cacharel, reconocido por su prestigio en la perfumería internacional, refleja la calidad y experiencia de una marca líder. Eden destaca como una de las mejores aguas de tocador para mujeres, ofreciendo una fragancia suave pero profunda, ideal para la higiene personal diaria.

Lo distintivo de Cacharel Eden radica en su concentración excepcional, proporcionando efectos más duraderos y un aroma intensamente cautivador. Las notas olfativas principales, amaderadas, cítricas y afrutadas, se fusionan en una mezcla armoniosa que resalta la modernidad y seguridad de la mujer urbana.

Este perfume, una mezcla sensual de flores acuáticas y frutas, se destaca por su suavidad, permitiendo su aplicación en cualquier momento del día. Su formulación, libre de componentes no naturales, asegura una experiencia sin efectos secundarios ni contraindicaciones, aportando equilibrio y distinción a cada uso.

Cacharel Eden es más que un perfume, es una invitación a envolverse en una fragancia única, creada para la mujer alegre, natural y tierna que busca destacar su personalidad con un toque de sofisticación y frescura.

Opiniones

4.8
 (3)
3 valoraciones.
5
2 >
4
1 >
3
0 >
2
0 >
1
0 >
de 3 opiniones
Ordenar por
.
.
.
.
.
...