Cómo pintar la cara de gato

Si hay algo con lo que disfrutan los niños es con la pintura de cara ¡Les encanta disfrazarse! En este caso, os contaremos cómo pintar la cara de gato de tu hijo, sobrino, nieto… No te pierdas nuestros consejos. ¡Seguro que le encantará!

Maquillaje para pintar la cara de los niños

Hay varias opciones de maquillaje facial para niños. Todas ellas servirán para dibujar un gato en la cara del pequeño, aunque algunas cubrirán mejor que otras y te permitirán hacer trazos más finos o gruesos.

Lo más común para pintar la cara de un niño son las pinturas en barras. En este caso, no necesitarás ningún material adicional. Con este tipo de pintura será muy sencillo pintar la cara del pequeño.

Por otro lado, si dispones de pinturas especiales para cara en otro formato, necesitarás además pinceles y esponjitas.

En el caso de que no dispongas de pinturas de cara para niños, no te preocupes. Puedes usar tu propio maquillaje. Con un lápiz de ojo de color negro, algo de sombra de ojos, colorete y una barra de labios bastaría.

En cualquier caso, necesitaremos cuatro colores: blanco, negro, rosa y rojo.

Pintando un gato en la carita de los niños

Hay diferentes estilos de gatos, por lo que a la hora de pintar un gato en la cara de un niño puede ser tan complicado o fácil como quieras. Si no se te da muy bien pintar, puedes optar por algo básico.

Sin embargo, si eres una persona creativa, puedes optar por gatos mucho más estilosos y llamativos. Podrás pintar el pelo del gato del color que quieras, o, incluso hacer otro tipo de felino, como un tigre o un guepardo. Siempre tienes la opción de desmaquillar y volver a intentarlo. Lo importante es disfrutar del proceso y pasarlo bien.

Cómo pintar la cara de gato paso a paso

Tanto si has optado por pintar un gato sencillo como uno más complicado, el primero de los pasos será pintar las orejas, nariz y bigotes.

Para ello aplicaremos los colores en este orden:

  1. Rosa: Comenzaremos aplicando pintura rosa o coloretes en las mejillas y los parpados.
  2. Blanco: Con pintura blanca pintaremos las cejas y, además, por encima del labio superior, los bigotitos del gato.
  3. Rojo: Con pintura roja pintaremos la puntita de la nariz.
  4. Negro: Con pintura negra pintaremos:
    1. Los labios (con pintalabios, pintura de labios …)
    2. Trazaremos una línea desde la nariz hasta el labio superior (con un pincel fino o lápiz de ojos)
    3. Dibujaremos unas líneas por encima del bigote blanco hasta las mejillas, que simularan los pelitos del bigote del gato (con un pincel fino o lápiz de ojos)
    4. Las orejas por encima de las cejas (con un pincel fino o lápiz de ojos)
  5. Para finalizar podemos aplicar purpurina al gusto.

Una vez hecho estos pasos, puedes continuar pintando el pelaje del gato del color que más te guste. Además, si quieres hacer otro felino, será el momento de pintar las manchas o rayas. En este caso, puedes extender el maquillaje hasta el cuello. El resultado será más natural.

Siguiente articulo
Deja un comentario