Propiedades del Kale

¿Sabías que la kale es considerada un superalimento? En este post te desvelamos cómo consumirla y cuáles son esos beneficios del kale, propiedades y contraindicaciones. Así entenderás por qué cada vez más gente la incluye en su dieta.

¿Qué es la kale y para qué sirve?

La kale es una verdura cuyas propiedades nutritivas la han convertido en un alimento imprescindible para muchos. También conocida como col rizada, este vegetal destaca por sus inconfundibles hojas verdes rizadas, sabor amargo y textura áspera. Pero ¿para qué sirve? ¿De dónde viene ese furor por introducir esta hortaliza en nuestra alimentación? El motivo está en sus bajas calorías y la gran cantidad de nutrientes esenciales que contiene: calcio, vitaminas C y K, fibra, antioxidantes; y, por tanto, los beneficios del kale para la salud.

Sirve para un montón de recetas y es que es muy fácil incorporarla a una dieta diaria variada, ya que se puede incluir en batidos o zumos, hacer ensaladas, cremas, cocinar al vapor, incorporar a guisos, risottos, tabulé, cocinar al horno y hacer snacks saludables elaborando chips de kale y, como ves, todo lo que se te ocurra.

¿Qué propiedades tiene la kale?

Veamos cuáles son esos beneficios concretos del kale y sus propiedades nutricionales. En primer lugar, ser una de las fuentes más ricas en vitamina K la convierten en un alimento muy interesante para promover la fijación del calcio en los huesos y ayudar a la coagulación de la sangre. También contiene mucho hierro, aporta vitaminas A y C y contiene ácido fólico.

Además, su alto contenido en fibra ayuda al tránsito intestinal y reduce el riesgo de padecer enfermedades como obesidad y diabetes. Otra de las propiedades de esta verdura es que se trata de un gran antioxidante. Esto, junto con la presencia de clorofila, ayuda a eliminar toxinas. Asimismo, junto con estos otros alimentos, la kale tiene un fuerte impacto en la salud cerebral y la memoria.

Como la mayoría de los alimentos, también existen contraindicaciones. Una de las contraindicaciones del kale es que, si estamos tomando medicamentos anticoagulantes, será mejor evitar su ingesta para que no intervenga en su efecto; al igual que aquellos que padecen colon irritable por sus altos niveles de fibra; y los diagnosticados de hiper o hipotiroidismo.

¿Cómo se limpia la kale?

¿Ya se te han ocurrido mil recetas y motivos para incorporar la kale a tu alimentación? ¡No nos extraña! Y seguro que hay una duda que ronda tu cabeza ahora: ¿Cómo se limpia la kale? Este punto es importante porque, por sus posibilidades, también podemos comerla cruda además de en batidos, zumos, al horno, cocinada, al vapor…

Para limpiarla de tierra, restos orgánicos, insectos y un largo etcétera, te recomendamos que pongas las hojas en un recipiente con agua y unas gotas de vinagre o un desinfectante como el de Amukina. Más tarde, una por una, pon debajo del grifo las hojas para eliminar los restos de suciedad y producto con el agua, y sécalas con una centrifugadora de ensalada o con servilletas limpias. ¡Y ya estarían listas para comer o cocinar!

Deja un comentario