¿Qué significa SPF en los Protectores Solares

Este año las altas temperaturas han llegado antes de lo esperado y con el verano a la vuelta de la esquina el sol aprieta más que nunca. Si bien es recomendable usar una protección solar durante todo el año, especialmente en verano es más importante que nunca, ya que los días son más largos, el sol más potente y el clima invita a pasar más tiempo fuera de casa.

Pero ¿qué es lo que debe tener un protector solar para escoger el adecuado? La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dictamina que se deben cumplir con unos reglamentos y las etiquetas de los protectores solares deben cumplir determinadas pautas. Entre ellas, el conocido SPF (Factor de Protección Solar, de sus siglas en inglés Sun Protection Factor).

Pero ¿qué significa SPF?

Significado de SPF en los protectores solares

¿Qué significa el SPF?

El Factor de Protección Solar, tal y como indica la FDA, es la medida de cuánta energía solar (radiación UV) puede producir quemaduras solares o problemáticas en la piel debido a la exposición al sol en la piel protegida. Es una medida que se usa para, en definitiva, medir el grado de protección que se le debe brindar a la piel. La FDA añade que el SPF no está relacionado con el tiempo de exposición al sol, sino la cantidad de energía solar que nos llega. Sin embargo, hay otros factores que afectan también a la exposición solar a la que está expuesta una persona. Estos factores son el tipo de piel, la cantidad de protector solar aplicado y la frecuencia de reaplicación.

Ahora bien, como hemos mencionado, el SPF (en español lo encontrarás como FPS) lo podemos encontrar en distintos niveles de protección solar, de esta manera se permite a los consumidores comparar el nivel de protección proporcionado por diferentes filtros solares. Empezando por el mayor de todos, el SPF de 50 brinda una mayor protección solar y es el más recomendable, ya que filtra alrededor del 98% de los rayos UVB. Si continuamos bajando por niveles, encontramos también el SPF de 30, que filtra aproximadamente el 97% de los rayos UVB y el SPF de 15 filtra el 93% de los rayos UVB. Aunque hay SPF de mayores niveles (de 70 o de 100), estos son los más comunes y no se recomienda usar protectores solares menores de 30 SPF. La misma FDA advierte que si se usan protectores solares con un SPF menor a 30, se puede proteger la piel contra las quemaduras del sol, pero no contra el cáncer de piel ni el envejecimiento. Así que lo ideal es usar uno mayor a 30, sin duda. Ahora ya sabes que significa el SPF y cuál escoger en función de tus preferencias.

En este sentido, incorporamos también la protección de amplio espectro. ¿Sabías que existen distintos tipos de rayos solares? Ya habrás oído sobre los rayos ultravioleta (UVA) y los rayos del tipo B (UVB). La diferencia es que la radiación de los primeros puede provocar efectos dañinos en las capas más profundas de la piel y los UVB broncean la piel y pueden causar quemaduras solares. Teniendo en cuenta esto último, conviene que además de un protector solar del mayor nivel posible (recomendando el SPF de 50), el protector solar que escojas debe llevar una etiqueta indicando que protege tanto de los rayos UVA como de los UVB. De esta forma, estarás protegiendo tu piel de los dos tipos de radiaciones.

Algunas recomendaciones

A parte de tener en cuenta los niveles de SPF y la protección de amplio espectro, te damos algunas recomendaciones más para que disfrutes de tu verano al máximo y de la mejor forma posible.

Se recomienda reaplicar el protector solar al menos cada dos horas y con mayor frecuencia si se está nadando o sudando debido al calor. Con el roce de las toallas en la playa, lo más probable es que se elimine el protector solar, así que es recomendable volver a aplicarlo cada cierto tiempo. Además, se recomienda también aprovechar los espacios de sombra y cubrirse de la energía solar, así como evitar a toda costa las cabinas de bronceado y las lámparas solares. En pleno verano, ¡es mejor no arriesgarse! Recuerda que pueden causar graves daños a largo plazo y contribuir al cáncer de piel.

Así pues, esperamos que esta pequeña guía sobre lo que significa el SPF y todas las recomendaciones acerca de los protectores solares te haya servido. Recuerda protegerte del sol todo el año, pero especialmente en verano.

¡Que los rayos de sol no te impidan pasar el mejor verano de tu vida!

Deja un comentario