¿Cómo usar el aloe vera en la cara?

El aloe vera es una planta suculenta de la familia de las liliáceas de la que existen más de 500 variedades, que se caracterizan por unas largas y carnosas hojas verdes de las que se extraen la mayoría de sus propiedades. Rica en vitamina E, C y A, minerales y aminoácidos, es utilizada desde hace siglos por sus propiedades beneficiosas para la salud. Puede usarse también para el cuidado de la piel, especialmente de la cara dadas sus capacidades cosméticas y de que es apta para todo tipo de pieles. Te contamos cuáles son estos beneficios y cómo aplicarla de forma correcta para un tratamiento facial perfecto. Descubre cómo usar el aloe vera en la cara y sus beneficios.

Beneficios del aloe vera

Las características de esta planta milagrosa la hacen una opción perfecta para el cuidado del rostro. Por sus muchas propiedades calmantes, hidratantes, antiinflamatorias y regeneradoras, solo hay que saber cómo usar el aloe vera en la cara para garantizar un cuidado profundo de la piel.  Entre sus beneficios deben destacarse.

  • Limpia la piel en profundidad gracias a sus propiedades astringentes que contribuyen a regenerar tu dermis, retirando las impurezas y puntos negros y dejándola suave y luminosa.
  • Tiene grandes propiedades hidratantes, por lo que ayuda a mantener tu piel saludable y a prevenir muchas de las imperfecciones derivadas de la sequedad.
  • Tiene propiedades antioxidantes, y contribuye a prevenir y eliminar las manchas y marcas fruto del estrés oxidativo derivado de la exposición a agentes externos como el sol, pero también aquellas que son consecuencia del paso del tiempo y de los cambios hormonales.
  • Por su alto contenido en colágeno y elastina es un nutriente esencial para dar firmeza y elasticidad a la piel de tu cara, corrigiendo las arrugas u otros signos visibles del envejecimiento.
  • Sirve para cuidar las heridas en el rostro, incluidas las quemaduras gracias a su poder cicatrizante y a su capacidad para regenerar los tejidos dañados de la piel. El aloe vera aumenta el flujo sanguíneo, promueve la creación celular y acelera la curación.
  • Ayuda a calmar el acné por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que reducen la irritación y ayudan a hacer desaparecer las imperfecciones de la cara.
  • Tiene un efecto calmante, ideal para aliviar la irritación de la piel, sobre todo aquella relacionada con el depilado de las piernas y otro sitio.
  • Alivia el herpes bucal y contribuye a disminuir las molestias asociadas.

¿Cómo aplicar el aloe vera en la piel?

La pulpa fresca de aloe vera es la parte que se utiliza para el cuidado de la cara y que se extrae del interior de las hojas en forma de gel o de extracto glicerinado.

Puedes añadirlo a tu rutina de cuidados y utilizarlo todos los días. Sin embargo, no es recomendable que lo utilicen niños menores de doce años, mujeres embarazadas o aquellas personas que sufran de diabetes o trastornos intestinales. Si te preguntas cómo aplicar el aloe vera en la piel, puede utilizarse directamente o bien por medio de algún tipo de crema.

En el primer caso de aplicación tópica directa se debe:

  • Extraer la pulpa interior de la planta y retirar con cuidado la piel, las fibras verdes y la alicina, una sustancia amarillenta irritante que la recubre.
  • Limpia bien la zona que se quiere tratar y aplica directamente o envuelve con una gasa el aloe vera para que no toque directamente la piel.
  • Otra opción es mezclar el aloe vera con ingredientes caseros como miel, leche, agua de rosas o cúrcuma, entre otros, para hacer una mascarilla facial que potencie sus propiedades. Puedes elegir los ingredientes en base al resultado que estés buscando.
  • Deja que actúe y transcurridos unos quince minutos puedes aclarar tu rostro con agua tibia para retirar los restos de aloe vera, No es conveniente una acción más prolongada, puesto que las numerosas sustancias que contiene podrían irritar la piel.

En el caso de preferir utilizar una crema o gel de aloe vera, se puede optar por seleccionar uno de los muchos disponibles en el mercado. Con ella debes seguir una rutina similar a la de la pulpa fresca:

  • Limpiar y secar la zona a tratar para que el agua no entorpezca la absorción de la crema o el gel.
  • Aplicar el aloe vera sobre la piel con las yemas de los dedos y haciendo movimientos circulares o dando pequeños toques que ayuden a su absorción por la piel.

El aloe vera es, por lo tanto, una planta todoterreno que ayuda a cuidar y regenerar la piel del rostro. Bien en forma de pulpa fresca extraída directamente de la planta, bien mezclada con otros ingredientes o en forma de crema, es ideal para usarla en el rostro por sus efectos calmantes, antiinflamatorios o hidratantes. Su uso ayuda a limpiar la piel, cicatrizar las heridas, reducir las imperfecciones como el acné o prevenir las manchas de la cara. Una planta milagrosa que se convertirá en un básico de tu rutina de cuidado facial.

Ahora que sabes cómo usar aloe vera en la cara, aquí tienes tres productos que te harán la vida más fácil

Deja un comentario