aceite de ricino propiedades

El aceite de ricino es un remedio natural que ya utilizaban nuestras abuelas (y hasta se dice que Cleopatra), pero en los últimos años ha resurgido con fuerza debido a sus múltiples beneficios y a sus buenas reseñas. En este post te contamos cuáles son los beneficios del aceite ricino, usos y propiedades. ¡Atentos!

El aceite de ricino es un aceite vegetal que se extrae de las semillas de la planta de ricino (ricinus communis), originaria de las áreas tropicales de África y Asia. Quizá lo hayas visto como aceite de castor, y es que por su nombre en inglés (castor oil), a veces se traduce erróneamente. El aceite de ricino es ampliamente utilizado en productos cosméticos y médicos por los múltiples beneficios que proporciona en la piel y el cabello, principalmente. Veamos cuáles son esas propiedades.

Aceite de ricino: Propiedades

El aceite de ricino es rico en vitamina E y ácidos grasos, sobre todo, ácido ricinoleico. Por ello, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas e hidratantes, entre otras. Así, debido a las propiedades del aceite de ricino podemos utilizarlo sobre la piel, el cabello, las pestañas, las cejas, las uñas o las cutículas.

Entre los beneficios del aceite de ricino para la piel destaca la estimulación de la producción de colágeno y elastina, por lo que se considera un antiarrugas natural y es perfecto para combatir las estrías y marcas. Gracias a sus propiedades antimicrobianas se utiliza para acabar con el acné. Y no solo eso, también es un potente humectante para pieles resecas y puede utilizarse como desmaquillante por su capacidad para eliminar impurezas.

Por otra parte, entre los beneficios del aceite de ricino para el cabello destacan que ayuda a hidratar el cuero cabelludo y a estimular la circulación de esa zona (dos procesos esenciales en el crecimiento del cabello). Además, también puede ayudarnos con las puntas abiertas o quebradizas, así como a aportar brillo y controlar el encrespamiento.

Por todo esto, el aceite de ricino también se utiliza en uñas para aportarles resistencia y ablandar las cutículas; y en cejas y pestañas para potenciar su densidad e hidratarlas. Así, podemos comprar el aceite de ricino como aceite puro, como el de Labnatur Bio, que incluye un aplicador de máscara de pestañas para facilitar su aplicación.

También existen productos cosméticos enriquecidos con aceite de ricino para potenciar sus efectos como las máscaras de pestañas Paradise de L’Oreal Paris, los bálsamos labiales hidratantes y calmantes de Apivita o la línea de cuidado capilar Dream Long de Elvive.

Cómo aplicar el aceite de ricino en el cabello

¿Cómo aplicamos el aceite de ricino en el cabello? Muy fácil. Si lo que queremos es cuidar las puntas, solo tendremos que poner unas gotas de aceite de ricino en la palma de la mano, calentar el producto frotando ambas manos y aplicarlo en las puntas. Otra opción es hacer una mascarilla mezclando el aceite de ricino con otros aceites como el de coco, aplicarla en todo el cabello y dejarla actuar toda la noche.

Para potenciar el crecimiento del cabello tendremos que aplicar el aceite de ricino sobre el cuero cabelludo para hidratarlo y estimular su circulación. Primero, humedécelo un poco para que sea más fácil aplicarlo y que el aceite penetre mejor, pon unas gotas en los dedos y masajea el cuero cabelludo. Déjalo actuar entre 20 minutos y una hora y lávalo con tu champú habitual. Repite el proceso todas las semanas.

Son muchas las propiedades y beneficios del aceite de ricino, opiniones que lo avalan y usos que podemos darle… ¿A qué esperas para probarlo?

Siguiente articulo
Deja un comentario