Ideas de maquillaje para tu vestido negro

Un vestido negro es, en muchas ocasiones, un salvavidas. Funciona en cualquier ocasión y realza nuestra figura, por lo que es comprensible querer combinar el vestido perfecto con el maquillaje perfecto. Lo bueno del maquillaje para un vestido negro es que tenemos total libertad de decisión, y podemos combinarlo de diferentes maneras.

Independientemente del estilo que elijamos a continuación, no podemos olvidar preparar nuestro rostro para un maquillaje duradero. Dejamos un paso a paso con todo lo que debemos hacer para que nuestro maquillaje permanezca fresco e intacto todo el día, y nuestra piel no termine reseca y sin brillo.

Cada vez que nos maquillemos, debemos lavarnos las manos y la cara, y dejarla que se seque al aire. La crema hidratante es esencial para el uso diario, pero más aún si pretendemos usar maquillaje para lucir un vestido negro durante horas. Si vamos a un evento de día, la crema solar es indispensable (y te contamos un secreto: una buena protección solar es la mejor crema antiedad).

Usar un primer tras la crema solar evita que nuestra piel absorba los químicos presentes en el maquillaje. Si tenemos imperfecciones, como marcas de granos o poros abiertos, invertir en un primer de calidad hará que nuestra piel parezca más suave tras aplicarnos la base. Tras estos pasos, ya estamos listas para lanzarnos a por el maquillaje perfecto para vestidos negros.

¿Qué quieres destacar con el maquillaje para tu ropa negra?

La ropa negra es una gran aliada en muchas ocasiones y nos permite decidir qué queremos destacar de nuestro look. Te aconsejamos que te mires al espejo y decidas qué facciones de tu cara te apetece destacar en este día: ¿Tu mirada? ¿Tus labios? Un maquillaje para ropa negra es muy versátil y debe adaptarse a ti, nunca al revés.

También tenemos que tener en cuenta, a la hora de tomar una decisión, cuáles son nuestras habilidades con el maquillaje. Destacar nuestros ojos requiere un poco de práctica, o nos arriesgamos a terminar con una mancha indefinida en cada ojo. Destacar nuestros labios es mucho más sencillo (o, por lo menos, no se nota tanto si no somos profesionales).

Destacar los labios

Para destacar los labios, bastará con elegir un color intenso, como el granate o el rojo, y usar un delineador del mismo color. Primero, delineamos con el lápiz, después, rellenamos con el pintalabios. Por último, podemos acabarlo con gloss, o usar un tono un poco más clarito en el centro de los labios, para darles un aspecto más voluminoso. Los ojos podemos maquillarlos con un suave brillo en el párpado o, únicamente, máscara de pestañas.

Maquillaje para un vestido negro centrado en tus ojos

Si tenemos práctica o estamos a tiempo de probar el look un par de veces antes del día en cuestión (o simplemente queremos aventurarnos a ver qué pasa), sacar lo mejor de nuestra mirada en un maquillaje para vestido negro es una gran idea.

Estas son algunas ideas de sombras que podemos combinar con unos labios de un color neutro: 

Smokey eye

Necesitaremos cuatro sombras que vayan desde un color crema suave hasta el negro o marrón oscuro, con dos tonos tierra de por medio, una brocha mediana para difuminar y un pincel muy fino o un lápiz de ojos del tono más oscuro que hayamos elegido.

  • Cogemos la brocha y aplicamos la sombra más clara sobre el párpado móvil, llegando al arco de la ceja y el lagrimal.
  • Con la siguiente sombra más oscura, dibujamos una línea un poco por encima del pliegue que se forma en nuestro ojo cuando lo abrimos.
  • Difuminamos en forma de C, desde el punto en que terminan nuestras pestañas hasta la parte superior del párpado, ocupando sólo un tercio.
  • El siguiente tono más oscuro debemos centrarlo en el tercio exterior del párpado, siguiendo el piquito natural que forma nuestro párpado.
  • Lo más importante es que vayamos incorporando las sombras poco a poco y que las difuminemos muy bien.
  • Con el mismo color, dibujamos una línea en el tercio exterior de la línea de pestañas inferior y difuminamos, uniéndolo con la zona superior.
  • Con el pincel más fino o el lápiz de ojos, pintamos la línea superior de pestañas, haciendo la raya un poco más gruesa en la zona final. No te preocupes, no tiene que ser perfecta.
  • Por último, difuminamos usando un poquito de este último tono, llevándolo suavemente hacia arriba en la zona exterior del ojo.

Un poco de máscara de pestañas y… ¡Ya está listo el maquillaje para lucir un vestido negro!

Reverse cat eye

El reverse cat eye o puppy eye es un estilo de maquillaje que se ha hecho viral, y no es para menos. Para conseguir este efecto en nuestros ojos, primero necesitamos una sombra de un tono nude no muy oscuro, una brocha pequeña de difuminar, un lapiz de ojos negro resistente al agua y, de forma opcional, un iluminador. ¡No necesitarás grandes materiales!

  • Con la ayuda de la brocha, difuminamos la sombra por todo el párpado superior, hasta las cejas (dejando el arco libre para iluminarlo después).
  • Difuminamos también por la línea inferior de las pestañas, con cuidado de no hacer un sombreado demasiado grueso.
  • En la zona exterior del ojo, debemos difuminar esta sombra en forma de pico.
  • Con el lápiz de ojos, maquillamos la línea de agua inferior, bajando ligeramente hacia la línea de las pestañas.
  • Retomando la brocha, difuminamos el negro para que no queden huecos entre la línea del agua y la línea de las pestañas, sin salirnos demasiado.
  • Con la misma brocha, difuminamos el producto hacia fuera siguiendo la línea de las pestañas inferiores, creando un efecto de eyeliner que empieza desde más abajo de lo normal.
  • Por último, podemos darle un toque de luz con un iluminador en el arco del ojo y el lagrimal.

Y ya tenemos el maquillaje para vestido negro más sencillo posible para destacar nuestra mirada.

Deja un comentario