¿Cada cuanto tiempo hay que cambiar las sábanas?

La buena higiene en el hogar es fundamental para nuestra salud. Y dentro de la higiene del hogar el cambio de sábanas es muy importante. ¿Cada cuánto se cambian las sábanas? ¿Cómo debería lavarlas? ¡Hoy te desvelamos lo que recomiendan los expertos! Si no sabes exactamente cada cuánto tiempo hay que cambiar las sábanas en este post te damos todas las claves para su correcta higiene.

En las sábanas se acumulan restos de piel muerta, sudor, saliva, fluidos, maquillaje, suciedad, bacterias, ácaros… Todo ello puede repercutir no solo en nuestra salud, sino también en nuestro descanso. ¿Cómo puede afectar a mi salud no cambiar las sábanas tanto como debería? Muy simple. Los ácaros del polvo causan irritación y problemas en la piel, alergias e incluso dificultades respiratorias a aquellos que ya sufran asma o alergias.

Además, si las sábanas no están limpias y están contaminadas por microorganismos pueden actuar como fómites, es decir, como transmisores de infecciones. La humedad favorece la proliferación de microorganismos, por eso es importante, además se saber cada cuánto se deben cambiar las sábanas, saber qué tenemos que ventilar la habitación por la mañana y dejar las sábanas estiradas y la cama sin hacer (aunque esto duela a la rutina de muchos) para que las sábanas puedan airearse y secarse.

¿Con qué frecuencia es recomendable cambiar las sábanas?

Ya sabemos por qué es tan importante cambiar las sábanas para conseguir una correcta higiene, pero ¿cada cuánto cambiar las sábanas? Pasamos, de media, ocho horas al día tumbados en la cama. Unas 56 horas a la semana. No son pocas, ¿verdad? Por eso, los expertos recomiendan que debemos cambiar las sábanas, al menos, una vez a la semana.

Aunque para definir cada cuánto se cambian las sábanas debes tener en cuenta, además, tu propio entorno y situación. Es decir, en los climas más cálidos o en verano, el cambio de sábanas debería pasar de uno a dos a la semana porque, de manera general, sudamos más y ya sabes que la humedad es un factor fundamental para la proliferación de microorganismos.

Si estás enfermo, el cambio también tendrá que ser más frecuente para evitar que las bacterias o virus se queden en las sábanas y te cueste más recuperarte o puedas volver a contagiarte tú o quien duerma contigo. Por otra parte, otro detalle que deberías conocer es que si duermes desnudo el cambio de sábanas también debería ser más frecuente porque no hay ninguna barrera entre tu propia piel y la ropa de cama y, por tanto, el sudor, fluidos o piel muerta se depositarán directamente en las sábanas.

¿Cómo lavar las sábanas correctamente?

Pero no solo será suficiente con cambiar las sábanas. Su correcto lavado es otra parte importante dentro de la higiene de nuestra ropa de cama. Así, lo mejor es lavar las sábanas en la lavadora con un programa de agua caliente. La temperatura óptima será de 60°, ya que de esta manera conseguimos eliminar por completo las bacterias y garantizar su correcto lavado.

Aun así, a la hora de lavar las sábanas siempre conviene mirar la etiqueta porque, dependiendo del tejido que sea, deberemos lavarlo de una manera u otra. ¡Ya sabes cada cuánto hay que lavar las sábanas, la importancia que tiene hacerlo y algunos trucos! Ahora toca elegir el detergente y suavizante que más nos guste para que nuestras sábanas no solo estén limpias, sino que huelan fenomenal. ¡Tus productos favoritos están en Arenal!

Articulo anterior
Siguiente articulo
Deja un comentario